Viaje responsable a Machu Picchu

InicioConsejosViaje responsable a Machu Picchu

Machu Picchu es una ciudad de piedra del siglo XV, conocida como la “Ciudad Perdida de los Incas” y construida en un entorno de montañas, surrealista, hasta que se encuentre ahí, entonces es mágico. Es la obra maestra del imperio Inca y la expresión máxima de una cultura que llego a ser, en muy poco tiempo, el imperio más grande que haya existido en el hemisferio occidental. Una civilización altamente desarrollada que adoraba la naturaleza y sus elementos. Fue construida como una ciudad sagrada y abandonada en total misterio; todo el lugar está rodeado de energía y una belleza natural incomparable. Con su impresionante arquitectura, Machu Picchu es uno de los lugares más hermosos que existen. Toda esta popularidad ha hecho que la ciudad tenga que ser protegida. Solo 2,500 personas pueden comprar los boletos de ingreso a Machu Picchu cada día; si es de las afortunadas personas que verá Machu Picchu, por favor, sepa cómo hacer un viaje responsable a Machu Picchu.

Machu Picchu
Machu Picchu, maravilla del mundo

¿Qué es un viaje responsable?

Un viaje responsable implica viajar teniendo como objetivo reducir al máximo los impactos negativos del turismo sobre el medio ambiente y el entorno que visite; pero además, hacer lo posible por contribuir positivamente en las personas de las comunidades que habitan dicho entorno. El turismo a gran escala suele dañar enormemente el medioambiente y los ecosistemas; y si se pone a pensar, hablamos de “proteger uno de los lugares más asombrosos que existen en el planeta”, y que en la actualidad es considerado el principal destino del mundo; no hay lista de cubo que no contenga Machu Picchu.

Si quiere hacer un viaje responsable a Machu Picchu, sepa que el Santuario tiene todas las características para ser una reserva de biosfera, por lo que tendrá que ser muy responsable con el medio ambiente y la cultura; además, trate de dejar una huella positiva.

¿Cómo hacer un viaje responsable a Machu Picchu?

Es de las personas que creen que todas las personas deberían ver Machu Picchu alguna vez en su vida, entonces ayúdenos a cuidarla; así sus hijos y los hijos de sus hijos, podrán disfrutar de esta maravilla. Si decidió viajar a Machu Picchu de forma sostenible, le contamos como hacerlo.

Entre en “modo sensible”

Antes de venir a Machu Picchu debe saber que no es solo la ciudad Inca o las montañas en la que se encuentra construida, sino todas las formas de vida que habitan el Santuario histórico y natural de Machu Picchu. Alberga más de 500 tipos de orquídeas, 100 de ellas solo pueden verse en este lugar; alberga alrededor de 600 tipos de aves y otros muchos animales difíciles de ver, como el Oso de Anteojos (en peligro de extinción). Pero eso no es todo, el fabuloso entorno verde donde está construida Machu Picchu es considerado uno de los lugares más asombrosos sobre la faz de la tierra, y se está poniendo en riesgo por personas que lo visitan irresponsablemente; pero sabemos que también hay personas que al igual que nosotros, piensan que debe ser protegido. Si viene de países de Europa, puede consultar instituciones como el Centro Español de Turismo Responsable (España), European Alliance for Responsible Tourism and Hospitality, en Bélgica; la KATE Umwelt & Entwicklung, en Alemania; la Associazzione Italiana Turismo Responsabile, en Italia; la Association pour le Tourism Equitable et Solidaire, en Francia o la Agir pour Tourisme Responsable, también en Francia.

Analice su destino y respételo

Una vez en Machu Picchu, no moleste a los animales ni arranque las plantas, tampoco dañe los ambientes en los que viven, sobre todo si ingresa por el Camino Inca; tenga en cuenta que ya es bastante con las 500 personas que recorren sus senderos cada día. Si va a comprar souvenirs, asegúrese que estos no estén hechos de plantas de la zona o pieles de animales. En cuanto a la ayuda social, infórmese de proyectos y empresas gestionados por locales con propósitos de conservación. Uno de los proyectos de conservación que puede apoyar en Machu Picchu y que sin duda disfrutara, es el mariposario, “La casa de las Mariposas de Machu Picchu”.

Aprenda acerca de Machu Picchu

Las consecuencias del “turismo masivo” (salvaje) a Machu Picchu saltan a la vista. Es por esto que el gobierno peruano limito el ingreso diario a Machu Picchu a 2,500. Esto ha hecho que tenga que reservar algunos boletos Machu Picchu con meses de anticipación; como el boleto Machu Picchu + Huayna Picchu, que tiene que ser reservado 6 meses antes.

Ingresos limitados (España o el extranjero, esa es la cuestión)

Todo el tiempo nos encontramos a viajeros que vienen con referencias del peligro que representa escalar la montaña Huayna Picchu. Luego de escuchar estos rumores, muchas personas se preguntan si deberían o no, subir al Huayna Picchu.

¿Quiere practicar turismo responsable?

Entonces comience por tener una actitud de respeto hacia los lugares y las personas con las cuales vaya entrando en contacto, mientras visita Machu Picchu en Cusco. Viajar de manera responsable no solo es interesante, sino que le dejara una sensación de satisfacción. Siempre hemos apoyado los viajes responsables, es una política promovida dentro de nuestra compañía, al igual que contagiar esta manera de pensar a todas las personas que viajan con nosotros y a nuestros colaboradores.

 

Consejos de gente que ha estado allí

Machu Picchu
WalterDe: Walter T.

“Maravilla del Mundo”

“No hay palabras para describir Machu Picchu. Se podría decir que su historia, la arquitectura y lo místico, te envuelven en un mundo fantástico, que todos deberían experimentar antes de morir”.

 

Por Boleto Machu Picchu – Ultima actualización, 19-09-2016

 

 



Chat now