Cerámica Inca

InicioConsejosCerámica Inca

2016 Boletos Machu Picchu Muchos de los habitantes de las ciudades del estado inca, eran orfebres, canteros y alfareros. Estos trabajaban casi por completo para la nobleza, estas personas no tuvieron que preocuparse por alimentos o vestido, ya que todo esto les era suministrado desde las collcas (almacenes) del imperio.

La cerámica fue el arte más desarrollado por las culturas andinas. Mucho antes del florecimiento del imperio del Tahuantinsuyo, las personas de estas regiones trabajaron la arcilla durante varios miles de años. Pues bien; cuando se fundó el imperio de los incas, ya había un gran número de alfareros bastante experimentados.

La arcilla necesaria para la fabricación de los cerámicos abundaba en los andes, se podía encontrar arcillas muy finas en los alrededores de la Ciudad de Cusco.

cerámica inca
Cerámica Inca – Pututus o Silbatos en forma de Caracol

Características de la Cerámica Inca

Aunque usaron muchos colores, los preferidos fueron el negro, blanco, rojo y anaranjado. Los Incas tuvieron preferencia por los diseños geométricos, predominando las barras, rombos, círculos y triángulos. Las formas más comunes, son el aríbalo y los queros, aunque estos últimos aparecieron en el horizonte medio y también se podían encontrar en metal y madera.

Se conoce una gran variedad de formas, tanto de cerámica fina, como doméstica no decorada. Con base cónica, recipientes con asas laterales, ollas trípodes, platos con asa y pintados por dentro. La cerámica era una fusión de los estilos de los pueblos locales con el estilo del imperio inca.

 

Producción de la cerámica

Mucha de la Cerámica Inca se caracterizó por su producción en masa. Hallazgos arqueológicos evidenciaron una enorme cantidad de moldes que les permitió un estándar de producción masiva.

En la fabricación artesanal no se utilizó el torno de alfarería. La fabricación de los cerámicos incas era algo más simple, la mayoría de alfareros moldeaba su trabajo con las manos, en otros casos la arcilla era colocada sobre una placa redonda que luego era puesta a girar; para obtener un acabado más fino, los alfareros incas utilizaron piedras lisas.

Otra de las formas era hundir piedras y moldes contra la masa de arcilla, sobre una plancha de metal.

 

Decoración de la cerámica

La mayor parte de la cerámica inca fue utilitaria y doméstica, pero también la hubo ceremonial; que fue utilizada en celebraciones y ritos religiosos; esta era especialmente decorada para esta función. La cerámica Inca fue decorada con numerosos diseños y motivos, incluidos felinos, serpientes, aves, jaguares, alpacas, llamas, abejas, mariposas, diseños geométricos; también con formas humanas y de seres mitológicos.

Toda la artesanía del imperio tenía algo en común, aunque los diseños variaban de una aldea a otra, era posible identificar a que aldea pertenecía determinado cerámico.

 

Origen de la Cerámica Inca

Es posible detectar dos grandes corrientes en la cerámica inca:

  • La primera deriva de la cultura Chimu con reminiscencia de los Mochicas, muy notoria en los ceramios de color negro brillante, hechos por alfareros de las costas del norte del imperio, exactamente en Chanchan y Lambayeque. Presenta asas a modo de estribos de fino acabado, con motivos zoomorfos y antropomorfos. Sin embargo la cerámica producida en masa, era de menor calidad.
  • En la segunda corriente, es posible apreciar un mayor grado de originalidad, los diseños son netamente incas y distintos a cualquier otro. Se sugiere que estos alfareros eran de origen Nazca establecidos en zonas altas. La cerámica se caracteriza por la introducción de una nueva forma, conocido como aríbalo, eran jarras globulares de cuello alargado.

 

Formas más utilizadas en la Cerámica Inca

El Aribalo

La cerámica Inca con dos asas a los lados de su abultado cuerpo. En la base del cuello tiene una protuberancia o botón con formas de cabezas humanas o felinas. Su base es cónica, por lo que se debía ser asentado en un agujero o hueco en el suelo, para mantenerlo parado. Esta forma facilitaba inclinarlo para verter su contenido y evitaba que se dañara al momento de volverlo a su posición original. Semejantes a las ánforas de la antigüedad clásica. El Aríbalo fue utilizado para transportar agua y otros líquidos.

El Quero

El Quero (o kero), fue una cerámica de la cultura inca, una especie de vaso en el que se solía beber líquidos como la tradicional chicha de jora. También fue hecho de metal o madera, y fue utilizado en las celebraciones y ritos andinos.

El Quero fue utilizado como recipiente ceremonial, por las personas de la cultura Tiahuanaco y por los incas, en importantes celebraciones religiosas. Estaban pintados a mano y decorados con piedras preciosas. Versiones más domesticas fueron ampliamente utilizadas en diferentes culturas andinas.

 

Por Boleto Machu Picchu – Ultima actualización, 13-01-2016



Chat now