Camino Inca, ruta hacia la Ciudad Inca de Machu Picchu

InicioConsejosCamino Inca a Machu Picchu

2016 Boletos Machu PicchuSe encuentra dentro de las rutas de senderismo, más importantes y espectaculares del mundo. Este camino fue revelado al mundo occidental el año de 1915, por el descubridor de Machu Picchu, Hiram Bingham. Mientras realizaba trabajos posteriores al descubrimiento de la formidable Ciudad (1911). La ruta fue trazada y estudiada en detalle por la expedición Viking casi tres décadas más tarde, en 1942. 

Sus más de 45 km hacen que decenas de miles de visitantes con espíritu aventurero, busquen recorrer esta ruta, para obtener un contacto especial con la historia y la naturaleza. Recorriendo un camino ancestral por donde alguna vez transito el propio Inca, al mismo tiempo que disfruta de un escenario natural de belleza incomparable.

Probablemente ningún lugar en el mundo, combine de manera tan armónica la belleza paisajística de su ubicación (entre la cordillera de los Andes y los bosques amazónicos), con los vestigios más importantes de un gran Imperio.

camino inca machu picchu
Ruta del Camino Inca a Machu Picchu

La aventura

El Camino del Inca en la antigüedad, unía la ciudad del Cusco con Machu Picchu. Hoy en día es la ruta de senderismo más famosa de todo el continente y una de las más importantes del mundo. En la actualidad existen trenes y buses que pueden llevarlo directamente hasta la Ciudad Inca de Machu Picchu; sin embargo, la mejor manera de vivir la experiencia de visitar Machu Picchu, es arribar a ella como lo hicieron los incas durante siglos. Por una caminata de tres días con ascensos y descensos pronunciados, a través de paisajes fabulosos, acompañado de un clima templado acampando en las noches con los mínimos recursos. ¿Le suena duro?, pues lo es; pero la entrada por la Puerta del Sol (Intipunku) le hará darse cuenta que cada paso valió la pena. Después de recorrer el Camino del Inca, no podrá olvidarlo jamás.

En la mayoría de los casos las excursiones tienen como punto de partida el kilómetro 88 de la vías del ferrocarril (localidad de Qoriwayrachina), en ese lugar a 2 mil metros de altura, se inicia el camino de más de 40 kilómetros. En su travesía alcanzara alturas máximas de 4,200 m.s.n.m., para finalizar el recorrido en la Ciudad Sagrada de Machu Picchu a 2,430 m.s.n.m., la mañana del cuarto día de esta aventura. La principal razón de la dificultad de esta caminata radica en lo escaso del oxígeno a esas altitudes, así que le costara más, si no está debidamente aclimatado o en caso provenga de lugares cercanos al nivel del mar.

El recorrido presenta geografías accidentadas, ondulantes y con varios desniveles, con ascensos, descensos y escalinatas escarpadas, angostos caminos al lado de enormes barrancos. En las zonas de selva sobresale la variedad de tonos de verde de los bosques selváticos, que están cubiertos de nubes la mayor parte del tiempo. La vegetación es bastante tupida, y se debe en gran medida a que llueve casi durante todo el año; es raro realizar toda la caminata sin por lo menos una lluvia. A lo largo de todo camino encontrará varios recintos arqueológicos con distintas fortificaciones muy bien conservadas.

 

El Recorrido

En el lugar llamado Qoriwayrachina (km 88), se inicia el Camino Inca al cruzar el puente colgante sobre el río Urubamba. Con hermosas colinas a la derecha, verá un conjunto de edificaciones. Se trata de Q’ente sitio arqueológico (en quechua ‘picaflor’). Ascenderá hacia el valle de Cusichaca entre andenes y sembríos de plantas nativas; recorrerá las ruinas de Llactapata (2,840 m.s.n.m.) y luego de cruzar el río Cusichaca dos veces, se dirigirá al sur para llegar a Huayllabamba (3,057 m.s.n.m.), el último pueblo del camino, y último lugar donde encontrar alimentos. 

Desde esta poblado, su única acompañante será la naturaleza, ascenderá con rumbo noroeste a través del valle de Llullucha, hacia el abra de Warmiwañuska (donde murió la mujer), el punto más alto del recorrido (4,215 m.s.n.m.). Este tramo fue utilizado como vía de comercio y contrabando por los comerciantes de los siglos XVIII y XIX. Desde este punto es posible divisar el recinto arqueológico de Runkurakay (3,760 m.s.n.m.).

Una vez superada el abra, fría y con mucho viento, el descenso será vertiginoso hasta el valle del río Pacaymayo, valle con abundante vegetación. Al reanudar el ascenso, podrá apreciar la magnífica ingeniería inca en un perfecto empedrado de losas de granito blanco, siguiendo un sendero zigzagueante de precipicios y laderas, hasta alcanzar el segundo paso Runkurakay, para finalmente bajar por una pendiente escalonada de casi 1,600 m hasta el recinto de Sayaqmarka (3,625 m.s.n.m.). En días de sol es posible disfrutar la vista del imponente nevado Pumasillo (6,246 m.s.n.m.), de Chakicocha y un túnel de 20 m. labrado en roca, hasta la tercera y última abra. Aquí será premiado con la extraordinaria vista del valle del Urubamba y las ruinas de Phuyupatamarka (3,670 m.s.n.m.). Desde este lugar se puede observar un ramillete de picos nevados de gran belleza: el Palcay (5,600 m.s.n.m.), el Pumasillo, el Verónica (5,750 m.s.n.m.) y el gran Salkantay (6,180 m.s.n.m.).

En este lugar, la vegetación esconde parcialmente una de las mejores muestras de la arquitectura Inca: Phuyupatamarka, Wiñaywayna (3 h más abajo) y su magnífico sistema de terrazas agrícolas. Tambos y plataformas de observación entre decenas de orquídeas que crecen entre las rocas pulidas. De Wiñaywayna (2,670 m.s.n.m.) seguirá por un sendero cuesta abajo rumbo al río Urubamba y el sitio arqueológico de Choquesuysuy.

El camino principal a Machu Picchu deja las ruinas de Wiñaywayna (siempre joven), desde aquí emprenderá un ascenso gradual que se tornara más complicado al final, hasta llegar a una pequeña abra cubierta de vegetación tropical. Se trata del Intipunku o Puerta del Sol. Desde allí el descenso le tomara aproximadamente 30 min. y lo conducirá, no sin antes pasar por un pequeño tambo de roca, hasta la ciudad perdida de los Incas, Machu Picchu. 

 

Épocas y Clima

De mayo a setiembre (estación seca) es la época más ideal para recorrer el Camino Inca hacia Machu Picchu, entre abril y octubre, meses neutros, suelen ser generalmente buenos para la travesía. En los meses de Noviembre a Marzo se presenta el verano, esta época suele ser muy lluviosa, lo que dificulta la caminata y el acceso. Los guías recomiendan los días antes al movimiento lunar, en este el clima suele ser más estable y las lluvias escasas.

 

Por Boleto Machu Picchu – Ultima actualización, 30-09-2015

 



Chat now