Arquitectura de la Ciudad del Cusco

InicioConsejosArquitectura de Cusco

2016 Boletos Machu PicchuEl valle de la Ciudad del Cusco tiene huellas de poblamiento que datan del 1000 AC. Cusco es transformada en una ciudad que se convierte en la capital del Imperio Inca, Cusco es una ciudad sagrada con palacios y templos, cuya forma imita a un Puma agazapado. El cuerpo es la ciudad entre los ríos Saphy y Tullumayu, mientras la cabeza es la fortaleza de Sacsayhuaman. El encuentro de estos 2 ríos era conocido como Pumaqchupan (cola del puma) y tiene una fuente alusiva. La ciudad de Cusco que en adelante la denominaremos como Ciudad Puma. 

arquitectura cusco
Vista de una de las clásicas calles de la Ciudad del Cusco

Antecedentes de la Construcción de Cusco

Pachacútec decidió reconstruir el Cusco, para lo que decidió despoblar la ciudad y realizar un nuevo trazado; entrego tierras a personas que creía dignas de vivir en su capital. Hasta ese entonces Cusco era solo un pequeño poblado entre dos ríos.

Esta reconstrucción se inició con la canalización de los arroyos y las acequias que proveían el agua para la ciudad. El rito de reciprocidad se llevaba a cabo en la actual plaza de armas del Cusco, en ella la realeza y los ayllus, bebían, comían y danzaban.

Aquí también se llevaban a cabo las celebraciones por la victoria de los ejércitos en batalla, consistía en tender sobre el suelo a los jefes prisioneros y el botín capturado. El soberano paseaba literalmente sobre los prisioneros y sus nuevos tesoros, como signo de sumisión y poder sobre ellos.

Representantes del Inca, recorrían los territorios conquistados, para reunir mano de obra calificada; artesanos y los especialistas capaces de hacer posibles grandes edificaciones. Pachacútec en persona, recorría la ciudad midiendo y aportando ideas para la construcción de plazas y centros importantes de la ciudad.

 

Características de la Arquitectura de Cusco

La mayoría de las edificaciones de la ciudad Puma, tenían techos de paja y eran por lo general de un solo piso. Las principales características de la Arquitectura Inca, era el ensamblaje perfecto de los bloques de piedra y la calidad con la que estos estaban pulidos. La Civilización Inca no conoció el hierro, por lo que la calidad de su trabajo era logrado con el extraordinario conocimiento del material lítico, y utilizando sencillas herramientas.

Se supone que la construcción de las principales obras de la Arquitectura Inca, demandaron enormes cantidades de mano de obra, que por lo general provenían de los pueblos conquistados por el Imperio. Lo que demuestra un altísimo grado de organización social.

Cusco sobresale por la sobriedad de sus muros a prueba de sismos, muy frecuentes en este territorio. Estos muros en la mayoría de los casos, son de andesita y diorita, y no siempre presentaban el mismo tipo de aparejo. El rectangular pequeño, se puede hallar en el Cusicancha (frente al Qoricancha, actual Plazoleta Santo Domingo); y el rectangular grande lo encontrará en lugares como el Qoricancha y el Acllahuasi.

 

Las principales edificaciones de la Ciudad del Cusco

Los principales lugares de la ciudad debieron ser Sacsayhuamán, el Qoricancha y el Sunturhuasi, una torre circular de tres o cuatro pisos de alto, que al parecer, se hallaba en la actual plaza de armas, la plaza Regocijo, y el Hotel Cusco.

 

Disposición de las edificaciones

El patrón por el cual se realizaba la disposición de las edificaciones era la kancha, recinto rectangular con muros de piedra, por lo general con un solo acceso, y eran agrupadas de 2 a 8 edificaciones de este tipo. La separación entre kancha y kancha, eran estrechas calles por lo general rectas. Una de las peculiaridades del Cusco de los Incas, era la adaptación de las edificaciones a la topografía y los accidentes del territorio. Esto hacia en algunos casos que los planos originales deformaran algunas de las calles volviéndolas sinuosas.

Según la mayoría de los cronistas, eran 12 los barrios donde estaban asentados los sectores populares de la ciudad sagrada. Podemos empezar por Tococachi (actual barrio de San Blas), Rimacpampa, Pumacchupan, Munaysenca, Coripata, Cayaocachi, Picchu, Carmenca, Chaquilchaca, Colcampata, Huacapunco y Cantupata

 

Tras la invasión de los Españoles

Al poco tiempo de la invasión de los españoles, estos comienzan a repartirse los solares tanto de la Ciudad Puma, como de las zonas de cultivo ubicadas al oeste del rio Saphy. Este desalojo debió representar grandes complicaciones en la que era la capital del imperio de los Incas.

Fusión de la Arquitectura Inca e Hispana

El accidentado choque de estas dos culturas, dio origen a una fusión arquitectónica increíble. Enormes residencias fueron construidas sobre los muros de las edificaciones devastadas del imperio. Lo mismo ocurre con iglesias y conventos que fueron construidos sobre antiguos palacios y templos Incas, como el caso del templo y convento de Santo Domingo, erigido sobre el antiguo Templo del Sol (Qoricancha); el convento de Santa Catalina, edificado sobre la Casa de las Vírgenes del Sol (Acllahuasi); y el Palacio Arzobispal, construido sobre el palacio de Inca Roca.

La nueva ciudad que surge tras la ocupación española se caracteriza por la mezcla de dos soberbias arquitecturas, la incaica y la española. Esta es una característica que distingue al Cusco de cualquier otra ciudad de América.

Muestra de esta fusión arquitectónica, son los llamados muros de transición; se trata de edificaciones que a primera vista pueden parecer incaicos, pues están construidos con técnicas incas, en lo que se refiere al labrado de las piedras y el perfecto acoplamiento entre bloque y bloque; sin embargo, estos fueron construidos en tiempo de los españoles, por lo que no presentan la característica inclinación de los muros incas.

Urbanismo

En cuanto al trazado urbano, las manzanas españolas agrupan varias kanchas, por lo que empiezan a desaparecer las estrechas calles que antes las separaban. Sin embargo, aun es posible reconocer algunas huellas del trazado original. Como en el caso de la Plaza de Armas y Regocijo, así como de las plazoletas de Limpacpampa Grande, Chico y de Santo Domingo.

Cuando se encuentre en Cusco, se dará cuenta que muchas de las calles han conservado su ancho original y algunos de los muros que las flanqueaban, es el caso de Ahuacpinta, San Agustín, Loreto, Romeritos, Cabracancha, Pumacurco y Siete Culebras.

Terremoto de 1650

El 31 de marzo de 1650, Cusco sufre una importante configuración urbana, cuando un terremoto de 7º en escala de Richter sacude la ciudad, dejándola literalmente en ruinas. Iglesias como La Compañía de Jesús, Santa Catalina, la Merced, San Blas y San Sebastián, así como el seminario de San Antonio Abad quedaron destruidos, en tanto otras sufrieron graves daños.

Reconstrucción del Cusco

La reconstrucción de la ciudad del Cusco se lleva a cabo entre 1650 y 1700, dándole a la ciudad una imagen urbana nueva, la misma que en la mayoría de los casos, se conserva hasta el día de hoy. De hecho, gran parte de los monumentos arquitectónicos que se aprecian en la actualidad, datan de este período, llamado por los historiadores como el "Siglo de Oro"; esto debido al importante rol del Cusco en el comercio entre Lima y Potosí.

Un lienzo conocido como el Panorama de Monroy, permite conocer el Cusco de 1650. Este conserva la imagen de la catedral antes del terremoto. Una copia de este lienzo se puede apreciar en un mural en la primera cuadra de Av. El Sol, a la altura del palacio de Justicia.

Cusco siglo XIX

Documentos revelaron que las personas que visitaron el Cusco en el siglo XIX, se impresionaron por el descuido de sus iglesias y calles; hecho agravado por dos ríos de la ciudad, que habían sido convertidos en las cloacas de la ciudad, y despedían una pestilencia intolerable.

Cusco siglo XX

Durante este siglo, Cusco experimenta lo que algunos estudiosos de la historia han llamado como “la primera modernización”. En esta época se llevaron a cabo obras de saneamiento, así como la construcción del Mercado de San Pedro y las estaciones de Wanchaq y San Pedro.

Terremoto de 1950

Un terremoto de igual fuerza destructora que el de 300 años atrás, provoca serios daños en la ciudad del Cusco, el 21 de mayo de 1950; dejando en ruinas más de 3.000 viviendas. Se hizo hasta lo imposible por restaurar los monumentos afectados, pero, desgraciadamente, al mismo tiempo se sufría una fiebre modernizadora (ensanchando calles y demoliendo casas en mal estado, etc.). Esta hizo que se perdieran importantes monumentos arquitectónicos. Esta etapa hizo que el centro histórico del Cusco sufra una grave des-caracterización.

Pero el terremoto de 1950, tuvo su lado positivo, pues marcó el principio de un proceso de expansión urbano acelerado en la ciudad del Cusco. En pocas décadas, una ciudad que crecía de a pocos desde finales del siglo XVIII, se expande a pasos agigantados comenzando en las partes planas del valle sagrado, para luego copar las laderas que lo rodean, esta expansión le da a la ciudad su actual apariencia.

 

Cusco en la actualidad

La arquitectura que en la actualidad se puede encontrar en la ciudad del Cusco, tiene huellas de poblamiento que datan de miles de años antes de Cristo; pero la ciudad que conocemos ahora como Cusco, nace a partir del imperio de los incas. El legado histórico que encierra y el patrimonio arquitectónico producto de la mezcla de dos culturas increíblemente opuestas, dio como resultado un paisaje urbano muy especial.

Pese a las distintas modificaciones sufridas, la antigua capital de los incas aun posee un paisaje urbano que parte de la plaza central, la misma de la cual partían los cuatros caminos que conducían a cada uno de los suyos del Imperio de los Incas.

El trazado original ha sido conservado tal vez porque los principios urbanísticos del nuevo mundo, coincidieron mucho con los del renacimiento; podrá ver calles estrechas enlosadas con piedra, muros incas, edificios coloniales sobre murallas incas, iglesias con cúpulas y campanarios de estilo barroco mestizo, entre otros.      

Configuración del trazado urbano de la Ciudad del Cusco

El primer trazado de la ciudad fue diseñado en forma de un puma en posición de ataque (de ahí la denominación de ciudad Puma), donde la cabeza está formada por la fortaleza de Sacsayhuaman y el cuerpo estaba formado por la antigua “ciudad sagrada” que se extendía entre dos ríos, que en la actualidad discurren por canales subterráneos debajo de la ciudad.

Luego de la invasión española (1531), esta ciudad fue destruida y sobre los cimientos de los templos y palacios de la capital del imperio de los incas, se construyeron iglesias y residencias de la cultura hispana; y aunque las etapas de la independencia y república también hicieron lo suyo, la mayor parte de la cuidad original conserva sus características incas y coloniales.

Otras de las cosas que han configurado la actual ciudad del Cusco, fueron los terremotos que la destruyeron casi en por completo en más de una oportunidad; estas configuraciones del trazado y el hecho de que haya sido el principal centro de dominación de la cultura española, genero la presencia de numerosas iglesias y otras estructuras que datan de la época de la conquista; por lo que recorrerla es una “experiencia cultural e imaginativa” como pocas en el mundo.

¿Por qué la arquitectura del Cusco es tan asombrosa?

Además de la herencia inca, se sabe que los incas que construyeron las iglesias Católicas en la ciudad del Cusco, añadían pequeños detalles de su propia Cultura; y esto lo podrá notar en la mayoría de edificaciones antiguas de la ciudad imperial. La arquitectura del viejo mundo, no pudo trasladarse intacta y mantenerse pura. Estos detalles de una cultura “apasionada por los detalles”, hicieron que la arquitectura de este lugar adquiera un valor propio, original y distinto a cualquier ciudad hispana, europea o de cualquier otra parte del mundo.

Cusco se encuentra en una zona altamente sísmica, el terremoto de 1650 cambio el trazado de la ciudad y marco una época de reconstrucción, dejando de lado las características pueblerinas de la primera etapa de la época de la conquista. El terremoto de 1986 hizo sentir la necesidad de realizar estudios que permitieran preservar el patrimonio histórico y mundial de esta ciudad que los incas denominaban “El ombligo del mundo”.

En la actualidad la Ciudad del Cusco posee 369 estructuras (centro histórico) consideradas como Patrimonio de la Humanidad, algunos de los cuales son víctimas de la Tecnología y de diversos procesos de construcción, restauración y reparación.

 

 

Por Boleto Machu Picchu – Ultima actualización, 29-02-2016

 



Chat now